Connect with us

Tendencias

¿Por qué celebramos el día de las velitas?

Durante la noche del 7 de diciembre en Colombia se celebra una fecha muy especial: la noche de las velitas.

En la noche del siete de diciembre los colombianos salen a las calles para llenarlas de luz. Millones de velitas se encienden en calles, centros comerciales y hogares de pueblos y ciudades para celebrar la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

Las velitas y faroles de todos los colores, llenan de magia la noche con la que inicia oficialmente la Navidad. Esa noche se conmemora el momento en que el Arcángel Gabriel anunció a María que fue la elegida, desde antes de su nacimiento, para ser la madre de Jesús.

Un poco de historia:

Si no tenías clara la historia de esta fecha, te contamos que fue proclamado por el Papa Pío IX en la Bula (conocido como un documento pontificio) Ineffabilis Deus en la noche del 8 de diciembre de 1854 y dice la historia, que el día en que se tomó la decisión, creyentes de varias partes del mundo encendieron velas para celebrar el momento y, desde entonces, se ha mantenido la tradición de iluminar esta noche de diciembre.

El dogma proclamado esa noche por el Papa Pio IX fue así: “La misma santísima Virgen fue por gracia limpia de toda mancha de pecado y libre de toda mácula de cuerpo, alma y entendimiento, y que siempre estuvo con Dios, y unida con él en eterna alianza, que nunca estuvo en las tinieblas, sino en la luz”. 

Desde ahí, en todo el mundo se encendieron velas y antorchas, en agradecimiento a la mujer que llevó en su vientre a Jesús, la cual no tenía pecado sino que era luz, por eso la tradición de encender velitas y faroles. 

En Colombia, un país en el que predomina la religión católica, se mantuvo esta tradición que se ha convertido en un espacio en el tanto pequeños como adultos se reúnen con sus familias aprovechando que el día siguiente es festivo.

Advertisement