fbpx
Connect with us

Nordeste Antioqueño

Más de 500 campesinos están confinados por enfrentamientos armados en Remedios, Antioquia

Las comunidades mineras y campesinas de Remedios y Segovia, en Antioquia, se asentaron en la vereda El Carmen para protegerse de los combates y manifestarse frente a las violaciones de Derechos Humanos.

Más de 500 campesinos de los municipios de Remedios y Segovia, en el Nordeste de Antioquia, se declararon en refugio humanitario por cuenta de los combates que sostienen los integrantes del Clan del Golfo con el ELN en el municipio de Remedios.

Las comunidades están en la mitad del fuego cruzado y denuncian que la institucionalidad no les ha brindado las garantías de seguridad para permanecer en sus hogares.

Desde hace varios meses, los enfrentamientos armados y otros hechos violentos mantienen en zozobra a los habitantes de las zonas rurales, especialmente de la zona oriental del municipio de Remedios, más precisamente el corregimiento de Carrizal, compuesto por 13 veredas. También se incluyen veredas del municipio de Segovia, colindantes con estas.

La confrontación se da entre múltiples actores del conflicto, pues allí la guerrilla del Eln y las disidencias de las Farc hacen presencia, pero con la llegada del Clan del Golfo han aumentado los enfrentamientos para mantener el control territorial.

“Están acá por la buena ubicación porque hay conexión con otros departamentos. Quieren la minería. Los campesinos y excombatientes estamos expuestos. La fuerza pública también porque en varias ocasiones los han hostigado en el puesto del Ejército que hay en Carrizal. Todo eso se suma al incumplimiento de los acuerdos de paz”, informó la Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño.

Advertisement

Según las estadísticas de la Policía Nacional, en lo que va corrido de este año, en Remedios han muerto violentamente cerca de 42 personas. Sin embargo, defensores de derechos humanos denuncían que hay un subregistro de las víctimas mortales porque -en su mayoría- los ilegales que han fallecido en medio de los combates no han sido recogidos por las autoridades.

El gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, se sumó a la solicitud de la comunidad y aseguró que las acciones de la fuerza pública no han sido lo suficientemente contundentes.

“Ese ha sido uno de los puntos trascendentales que hemos trabajado en los últimos tres o cuatro meses y será uno de los puntos que trate con la nueva cúpula y con el ministro de Defensa entrante, porque desafortunadamente no hemos tenido la respuesta que hubiéramos querido para la acción de los grupos criminales que están afectando el nordeste”, comentó el mandatario.

Ante esta situación defensores de derechos humanos han solicitado mayor accionar de la fuerza pública contra los grupos armados como el ELN, disidencias, Clan del Golfo y Caparros. Pero, además, instó al gobierno y a estos grupos a comprometerse en un pacto humanitario por la población.

Advertisement
Advertisement