fbpx
Conecta con nosotros

EL Nordeste

Lluvias afectan más de 260 familias en San Roque y Cisneros

La Gobernación de Antioquia entregó ayudas humanitarias a las alcaldías de Cisneros y San Roque para apoyar atención de emergencias por inundación.

Los Consejos Municipales de Gestión de Riesgo de los municipios de San Roque y Cisneros, reportaron afectaciones en viviendas e infraestructura vial a raíz de las fuertes lluvias registradas en las últimas horas en el Nordeste del departamento de Antioquia.

La situación más crítica se presentó en el municipio de San Roque, donde una avenida torrencial generó el crecimiento de la quebrada que lleva el mismo nombre, dejando cerca de 200 familias afectadas por el agua que ingresó hasta casas y locales comerciales.  

“El municipio de San Roque se vio afectado por una creciente de la quebrada afectando entre 150 y 200 familias, los consejos municipales se encuentran haciendo toda la caracterización de las afectaciones para tener un consolidado de esta situación”, comentó el director del Dagran, Jaime Enrique Gómez.

En el municipio de Cisneros, Nordeste de Antioquia, durante varias horas una gran corriente de agua inundó las avenidas y locales comerciales y viviendas por el desbordamiento de las quebradas El Caney y San Germán.

El alcalde del municipio, Carlos Andrés Rojas, confirmó que 60 familias se vieron afectadas con daños en sus viviendas y enseres como camas, televisores, muebles y objetos personales.

PUBLICIDAD

El Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres de Antioquia, Dagran, visitó San Roque y Cisneros con profesionales en geología y manejo de desastres para evaluar los afluentes que se desbordaron por las fuertes lluvias. Además, se entregaron ayudas humanitarias como kits de alimentos, de aseo y cocina. 

De acuerdo con los pronósticos del Ideam, se esperan fuertes lluvias en el Nordeste de Antioquia, por lo que las autoridades hacen un llamado a los ciudadanos a seguir las recomendaciones, a no visitar ríos y quebradas en época de lluvias, y a vigilar afluentes y laderas para reducir el riesgo.

PUBLICIDAD