fbpx
Conecta con nosotros

Anorí, Antioquia

Una nueva especie de rana fue descubierta en los bosques de Anorí, Antioquia

Investigadores hallaron, en el Nordeste antioqueño, una pequeña rana de ojos rojos que fue bautizada con el nombre Pristimantis Campesino, en honor al campesinado de Colombia.

El grupo Herpetológico de la Universidad de Antioquia dio a conocer que, durante una investigación de la especie de rana conocida como Pristimantis viejas aldescubrieron un nuevo ejemplar de dicha clase de anfibio en el municipio de Anorí.

Hasta el momento, se tiene registro de que esta especie se distribuye en las veredas de El Retiro, El Nevado y San Benigno, del municipio de Anorí, pero también en las zonas rurales de otros municipios antioqueños como Guatapé, Granada y Amalfi.

Sus ojos rojos, así como las manchas delgadas amarillas y marrones de las patas, son características de la nueva especie. Los resultados de la investigación que llevaron al descubrimiento de esta especie fueron publicados en la revista académica Organisms Diversity & Evolution.

La especie, nombrada Pristimantis campesino en honor a la “resiliencia y el valor de los habitantes del campo de Colombia”, a diferencia de la Pristimantis viejas se caracteriza por vivir en los lugares más altos de las montañas del municipio antioqueño.

Al respecto, Carlos Marín, herpetólogo del Grupo Herpetológico de Antioquia, contó la razón del nombre escogido para esta especie: “Queríamos hacerle una dedicatoria a los guías de campo, porque nosotros como herpetólogos vamos al campo y tenemos guías que nos ayudan, que nos muestran los caminos, que nos muestran las quebradas y los mejores sitios donde están los animales y, al final, pensamos que ese era el momento”.

PUBLICIDAD

El género Pristimantis, al que pertenece la recién descubierta rana, habita en el lecho de ríos o quebradas y en lugares donde haya una humedad grande que le permita poner sus huevos en hojas de bromelias.

Es decir, están distribuidas en la zona norte de la Cordillera Central de los Andes, en coberturas superiores a los 1.700 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, el grupo Herpetológico no descarta que estén ubicadas en otros lugares de la cordillera, por lo que seguirán investigando.

PUBLICIDAD