fbpx
Connect with us

Anorí, Antioquia

Disidencias de las Farc impiden retorno de campesinos de Anorí

Campesinos de Anorí, Nordeste de Antioquia, lograron un acuerdo para levantar el paro. Sin embargo, algunos labriegos han sido intimidados para que no regresen a sus fincas.

La protesta pacífica campesina en Anorí se podría convertir en una crisis humanitaria por la falta de alimentos y elementos de aseo para las familias que continúan en la cabecera municipal.

Gracias a los acuerdos, el paro de 3.000 campesinos se levantó después de nueve días. Sin embargo, no han podio regresar a sus casas debido a que la disidencia del frente 36 de las Farc, liderada por ‘alias Cabuyo’, amenazó con panfletos y audios a quien retorne a las 56 veredas o los transportadores que presten el servicio.

Mediante un panfleto que puso a circular ese grupo ilegal en la zona, aseguró que se suman al Paro Nacional y le ordenan a los campesinos que permanecían en sus viviendas en las zonas de la carretera principal, Norizal, Dos bocas y La Plancha, que estaban cuidando las cosechas y los enseres, a desplazarse al área urbana a sumarse a la concentración de manera obligatoria, solo permitiendo que se quede en las vividas una persona por familia, además, amenazaron a las empresas de transporte público del municipio de Anorí, asegurándoles que deben obtenerse de transportar personas a la zonas rurales y en caso de hacerlo serán víctimas de ataques de ese grupo ilegal, tanto los vehículos como los conductores.

De hecho, otras 200 personas de las veredas Norizal, La Plancha y Dos Bocas tuvieron que salir desplazadas y llegaron en chivas al pueblo.

“Las comunidades no han podido regresar por algunos panfletos y algunos audios y pues la empresa de carros que hay hacia la zona rural no ha podido hacer su trabajo porque también fue intimidada para que no mueva los vehículos, entonces la gente sigue aquí en el casco urbano”, señaló José David Hernández, líder de las protestas en Anorí.

Advertisement

Los representantes comunitarios piden a las autoridades locales y departamentales que brinden ayudas humanitarias a toda esa población y que la Fuerza Pública de garantías para su retorno, pues temen retaliaciones de ese grupo armado.

El secretario de Gobierno, Paz y Convivencia de Antioquia, Rafael Blanco Lozano, quien estuvo en la mesa de negociaciones, aseguró que los diálogos fueron de manera pacífica, pese a que algunos pocos manifestantes intentaron protagonizar hechos violentos. 

“Rechazamos enfáticamente que se lleguen a vías de hecho o se intimide a personas para que se unan a la manifestación o se les impida el retorno a sus tierras. Apoyamos totalmente la protesta pacífica”, señaló el funcionario.

Desde el pasado domingo 25 de abril de 2021, los campesinos se declararon en paro y entregaron a las autoridades un pliego de peticiones dentro del cual estaban presentes los siguientes temas: la formalización y permisos para los mineros artesanales en Anorí, la suspensión de la erradicación forzada, la revisión de la aspersión con glifosato en la zona y el cumplimiento con el programa de la sustitución voluntaria de cultivos de coca.

Advertisement
Advertisement