Conecta con nosotros

Mundo

Muere el príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II, a los 99 años

ºFelipe de Edimburgo fue trasladado el pasado martes por la noche desde el castillo de Windsor, donde estaba confinado junto a su esposa para protegerse del coronavirus. Las causas, según fuentes oficiales, eran de cansancio generalizado.

El príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, ha muerto a la edad de 99 años, según ha informado este viernes el palacio de Buckingham. “Es con profundo pesar que su Majestad la Reina anuncia la muerte de su amado esposo, Su Alteza Real el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo. Su Alteza Real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor. Se harán más anuncios a su debido tiempo”, se lee en el comunicado del Palacio.

Indicó que “la Familia Real se une a las personas de todo el mundo para lamentar su pérdida” y luego informó que “se harán más anuncios a su debido tiempo”.

El príncipe Felipe murió tras haberse convertido en el consorte monárquico más longevo de la Corona británica, con más de 70 años junto a la reina Isabel II. Estuvo siempre a la sombra de su esposa, con gran lealtad y una propensión a mostrarse poco respetuoso de lo políticamente correcto. “Es mejor desaparecer que alcanzar la fecha de caducidad”, había dicho hace unos años con su particular sentido del humor.

Felipe y la reina Isabel se conocieron en 1939 cuando el rey Jorge VI, padre de la actual reina del Reino Unido, visitó junto con sus hijas el Colegio Naval Real en Dartmouth donde estudiaba Felipe.En 1946, el entonces futuro duque de Edimburgo le pidió la mano de Isabel al rey Jorge VI y en 1947 Felipe e Isabel se casaron. Cerca de 200 millones de personas escucharon la boda por la radio.

El marido de la reina Isabel II pasará a la historia como el hombre que caminaba varios pasos detrás de su esposa. Fotografiado en miles de ceremonias, con un impecable uniforme naval o un traje de Saville Row, nunca dejaba la habitación antes que la soberana lo hiciera. De profesión consorte, figurar en segundo plano durante el más largo reinado en la historia de Inglaterra ha sido su papel en la vida. Una misión marginal, para quien no fue ni padre amantísimo, ni marido fiel, ni tampoco el hombre de acción que presumía en su muy lejana juventud

En 2017 se retiró de las actividades públicas tras haber participado en más de 22.000 actos oficiales, pero su principal valor fue ser “el único hombre del mundo en tratar a la reina como un ser humano, de igual a igual”, explicó una vez Lord Charteris, ex secretario privado de la monarca.

Noticia en desarrollo

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

CORONAVIRUS

PUBLICIDAD

COPYRIGHT © 2021 elnordeste.com. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.