Conecta con nosotros

Mundo

Exempleado de ferretería asesinó al gerente y luego se quitó la vida

Recientemente quedó registrado en cámaras de seguridad un aterrador hecho de violencia por parte de un hombre que irrumpió en una oficina para tomar venganza.

En redes sociales se ha vuelto viral en las últimas horas el violento ataque que protagonizó un sujeto fuertemente armado, quien ingresó a las oficinas de una reconocida ferretería y asesinó al dueño y, como si fuera poco, se quito la vida en el mismo lugar, accionando su pistola.

El hecho, aunque se dijo erróneamente por algunos medios de comunicación que había sido en Envigado, Antioquia, en realidad ocurrió en el estado de Goiania (Brasil), el pasado 16 de diciembre, en un establecimiento comercial de la ciudad de Villa Morais, para tomar venganza, según reportaron medios de ese país.

Aparentemente el ciudadano entró al lugar para asesinar con un revólver al gerente de una ferretería donde lo habían despedido. Además, también atacó a un hombre en una pierna y posteriormente se suicidó.

Según información divulgada por la Policía Militar de ese país, el hombre trabajó en ese lugar por cerca de 10 años hasta que fue despedido. Dos años después del hecho el sujeto consiguió otro trabajo como conductor, por esa zona, pero también lo echaron del puesto.

En un ataque de rabia por su mala suerte Marciano da Silva tomó la decisión de matar al gerente de la ferretería, identificado como José da Silva. Además, las autoridades afirman que posiblemente también quería matar al subdirector, que se alcanzó a fugarse en medio de la confusión.

El ataque:

En las imágenes que se volvieron virales en redes sociales, se puede apreciar cómo el administrador del lugar intentó levantarse y correr, pero terminó cayéndose, momento en el cual es rematado por Marciano, quien no tuvo piedad y le quitó la vida sin que nadie se lo impidiera. 

Aparte del asesinato al gerente del lugar, uno de sus empleados resultó herido en una pierna, al tratar de atajar al agresor. Del agresor se conoce que fue empleado por una década de la ferretería, pero fue despedido hace dos años, y desde hace unos meses ‘reencauchado’ como conductor, pero no duró mucho tiempo en su nuevo cargo.

“Este francotirador creía que el gerente era el responsable de su despido en ese momento. Por eso, regresó esta vez más tarde para matarlo”, informó a la prensa local el teniente de la Policía Militar de Brasil, Gustavo Arantes.

De acuerdo con medios del vecino país, cuando Marciano fue despedido de la empresa en 2019, amenazó de muerte al gerente, al que sentenció a través de las redes sociales, en una promesa que por lo visto cumplió, ante la vista de todos.  

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

CORONAVIRUS

PUBLICIDAD

COPYRIGHT © 2021 elnordeste.com. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.