fbpx
Conecta con nosotros

Judicial

Coronel Núñez pone condiciones para entregarse por crimen de 3 jóvenes en Sucre

La Fiscalía General de la Nación emitió una orden de captura internacional, ya que el coronel Núñez salió del país luego de conocerse el homicidio.

Por medio de un video el abogado del coronel Benjamín Núñez, prófugo de la justicia y quien es buscado por estar relacionado con el asesinato de tres jóvenes en Chochó, Sucre, dijo que este se entregará a la justicia cuando el Estado le garantice su seguridad.

“El coronel Núñez y su familia tienen serios problemas de seguridad. Se le solicita al Estado colombiano que garantice esa seguridad a su integridad física y personas una vez se realice esa presentación voluntaria ante la autoridad judicial competente” dijo el abogado Sergio Ramírez Mantilla.

Vale recordar que la Fiscalía General de la Nación responsabilizó a Núñez como la persona que asesinó a los jóvenes, quienes fueron detenidos ilegalmente, golpeados y torturados.

El ente acusador indicó que los jóvenes estaban en un estado evidente de indefensión, rodeados por cuatro funcionarios: “Los tres jóvenes golpeados en distintas partes del cuerpo, uno de ellos amarrado y otro con una lesión antigua, lo que les impedía poder defenderse”.

“Por supuesto la lucha que desarrolló el coronel Benjamín Núñez da cuenta precisamente de esos serios y graves problemas de seguridad no solo frente a su integridad personal y física sino también la de su familia, y una vez el estado colombiano garantice esa seguridad pues lógicamente el señor coronel tomará la decisión de presentarse de manera voluntaria”, aseguró el abogado.

PUBLICIDAD

El caso de los jóvenes asesinados en Chocó, Sucre:

El pasado 25 de julio, Jesús David Diaz, José Carlos Arévalo y Carlos Alberto Ibáñez fueron reportados como detenidos y responsables del asesinato del patrullero Diego Felipe Ruiz en Sampués, Sucre. Por lo que se les adjudicó una relación con el Clan del Golfo.

Tras tomar pruebas testimoniales y documentales, la Policía decidió suspender a ocho uniformados el pasado 2 de agosto, mientras “se adelantaba la respectiva investigación”. Pero dos días después, aún sin tener orden de captura, el coronel Núñez salió del país.

Sobre el oficial hay una orden de captura de la Fiscalía, mientras que Interpol le tiene circular roja porque su paradero sería México, país al que viajó a través de Panamá. En los últimos días, la Fiscalía explicó en audiencia contra los otros diez procesados por este caso que la tesis que se maneja es la de Núñez como el que habría disparado ese 25 de julio.

Según el ente acusador, los jóvenes se movilizaban en motocicletas cuando fueron detenidos sin “ninguna justificación” y obligados a tirarse al piso. Estando ahí, “los policías empezaron a golpearlos hasta dejarlos gravemente heridos y sin posibilidades de defenderse”.

Tras la golpiza, la policía habría subido a los jóvenes a “una camioneta oficial de la institución” y los habrían dirigido por un trayecto desolado para poder asesinarlos sin dejar evidencias.

PUBLICIDAD

Fue así como, estando en un lugar lejos de las comunidades, el coronel Benjamín Núñez Jaramillo les disparó con 7 tiros que les provocaron la muerte.

Tal como dijo la Fiscalía, el coronel hizo uso de su arma de dotación y “le disparó tres veces a corta distancia a Carlos Ibáñez -en su brazo, abdomen y tórax- y José Carlos Arévalo (tórax) y una vez a Jesús David Díaz”.

Una vez verificó que estaban muertos, el coronel Núñez habría ordenado trasladarlos a la Clínica María Reina, donde llegaron sin vida y sin posibilidades de reanimación.

El ente acusador analizó 34 videos de cámaras de seguridad, adelantó búsquedas en bases de datos y estudios a las camionetas decomisadas, y recolectó más de 23 evidencias e inspección mediante luces forenses en los vehículos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD