La obstrucción en el túnel de desviación del río Cauca, a la altura de las obras principales del proyecto Ituango causado por una falla geológica y un nuevo derrumbe, ha puesto en riesgo el cronograma de inicio de las obras y de las operaciones de la hidroeléctrica más importante en la historia de Colombia.

Para este jueves 10 de mayo, EPM programó verter el agua por la casa de máquinas de la futura central hidroeléctrica para evacuar el agua represada y reestablecer el flujo normal del río.

Con esta decisión, en Hidroituango se tendrían reiniciar las obras de la casa de maquinas, lo que genera retrasos en el cronograma de obra de nueve a doce meses, la entrega del proyecto inicialmente estaba proyectada para diciembre del 2018. La desviación tendría un valor adicional de US$500 millones.

Según EPM el aumento en el caudal del río Cauca no representa, hasta el momento, un riesgo para las comunidades de los municipios ubicados aguas abajo: Ituango, Briceño, Valdivia y su corregimiento de Puerto Valdivia, Cáceres, Tarazá, Caucasia y Nechí.